//Calamares rellenos de gambas y cecina: sorprendente

Calamares rellenos de gambas y cecina: sorprendente

Hoy os traigo una receta diferente para sorprender a vuestros seres queridos. Estos calamares rellenos harán las delicias de todos y, cómo no, con su toque leonés aportado por la cecina como protagonista. Comenzamos:

  • 1 kg de calamares frescos y limpios
  • 500 gramos de gambas
  • 150 gramos de cecina
  • 1 huevo campero del Páramo
  • Pan
  • Leche
  • 5 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • Perejil picado
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Caldo de pescado
  • Harina
  • Aceite de Oliva
  • Sal

Empezaremos retirando las cabezas a las gambas, y las pondremos a hervir junto con el caldo de pescado para que coja un poco de sabor. Ponemos a remojo en leche un puñado de miga de pan. Retiramos los tentáculos de los calamares, pelamos las gambas y troceamos las dos cosas. Picamos dos de los dientes de ajo y ponemos a rehogar en una sartén con un chorro de aceite de oliva junto con los tentáculos de calamar y las gambas. Cuando vaya cogiendo color le añadimos la miga de pan remojada y mezclamos bien. Picamos muy fina la cecina, la agregamos a la sartén y retiramos del fuego, añadiendo entonces un poco de perejil picado y el huevo batido. Mezclamos enérgicamente para ligar el relleno. Dejamos reposar y con ello rellenamos los calamares hasta la mitad y los cerramos con cuatro palillos cada uno.

Vamos mientras preparando un sofrito con la cebolla y el resto de ajos bien picaditos, más la hoja de laurel, en la sartén donde hicimos antes el relleno. Cuando cojan color añadimos los calamares. Damos un par de vueltas y subimos el fuego a la vez que añadimos el vaso de vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol y añadimos el caldo de pescado y gambas bien colado, hasta que llegue más o menos a la mitad de la altura de los calamares. Dejamos cocer durante unos 15 minutos dando vueltas a los calamares. Cuando haya reducido la salsa y haya espesado retiramos del fuego y añadimos una cucharadita de harina tostada y removemos. Servimos los calamares.

Consejos del Palillo: podemos sustituir la cecina por jamón serrano si lo preferimos. En vez de harina podemos utilizar maizena para espesar. Si andamos justos de tiempo en vez de hacer un caldo casero de pescado podemos usar de brick.

Espero que os haya gustado la receta. ¡Hasta la próxima, Palilleros!

 

Receta adaptada de la revista Hola.