//Pollo a la calabaza: una receta muy otoñal

Pollo a la calabaza: una receta muy otoñal

Hola Palilleros. Hoy os traigo una receta muy otoñal, pero no por ello menos deliciosa. Como sabéis el pollo se puede preparar de múltiples maneras y, aprovechando la época en la que estamos, lo vamos a acompañar con una rica salsa de calabaza. Comenzamos:

  • 1 pollo troceado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 puerros
  • 1 patata mediana
  • 250 gramos de calabaza
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de vino blanco
  • Salsa de tomate natural
  • Perejil picado
  • Pimienta negra molida
  • Pimienta negra en grano
  • Sal
  • Aceite de oliva

Empezaremos preparando dos cazuelas. En una colocaremos el espinazo del pollo cubierto con agua, unos granos de pimienta, sal y el primer casco de la cebolla, y llevaremos a hervir. Cuando hierva, bajamos a fuego lento y dejamos unos 45 minutos.

En la otra cazuela, con un chorrito de aceite, picamos uno de los puerros, la zanahoria, troceamos la patata y la calabaza, y añadimos un poco de sal y pimienta; rehogamos a fuego medio durante 5 minutos y añadimos una pizca de sal y agua hasta cubrir (rectificamos si vemos que está soso más adelante), llevamos también a ebullición y bajamos a fuego medio a que cueza durante 25-30 minutos hasta que la verdura esté blanda. Dejamos solo un poco de agua y batimos todo hasta obtener un puré espeso y reservamos.

El caldo de pollo, después de reposado, lo colamos para retirar la cebolla, el hueso y los granos de pimienta. Reservamos.

En una sartén amplia con un chorrito generoso de aceite doramos el pollo y lo colcamos en una fuente de horno. Precalentamos el horno a 200ºC.

Picamos la cebolla, el puerro que quedaba, los pimientos y los dientes de ajo, salpimentamos y los echamos en el mismo aceite, ponemos a fuego medio y vamos rehogando durante unos 10 minutos. Añadimos el perejil y el vaso de vino blanco y dejamos hasta que se evapore; echamos entonces 3-4 cucharadas de la salsa de tomate y el puré de calabaza, y rehogamos todo ello otros 2-3 minutos.

Vertemos sobre el pollo y cubrimos con el caldo de pollo. Metemos al horno y lo cocinamos durante 35-40 minutos, bajando el calor a 180ºC cuando empiece a hervir el líquido. Sacamos del horno, dejamos reposar un poco y servimos.

Consejos del Palillo: vigilaremos cuando esté el pollo en el horno y, si vemos que se queda sin líquido, le añadimos más para que no se seque. Para el puré de calabaza tenemos que elegir una calabaza que sea apta para purés y cremas para que nos quede un puré cremoso y sabroso.

Hasta aquí la receta de hoy. Que paseis buena semana. ¡Hasta la próxima, Palilleros!

 

Idea sacada de una receta de www.directoalpaladar.com