El fin de semana pasado estuvimos en la XVIII Feria de la Trucha de Posada de Valdeón. El evento fue inmejorable, tanto por el buen ambiente como por la comida: truchas, costillas, criollos, picadillo, torta, queso de Valdeón… regados con vino y queimada.

Tanto nos gustó, que nos quedamos con ganas de más. Por ello hoy traemos una receta que incorpora algunos de los manjares que degustamos en Posada de Valdeón: trucha y queso.

Os dejamos la receta de las  truchas con crema de queso de Valdeón, cremoso de remolacha y vinagreta de huevas de trucha. Comenzamos.

INGREDIENTES (para 4 comensales):

Para la trucha con queso de Valdeón:trucha

  • 750 g. de trucha (en lomos limpios).
  • 375 g. de sal.
  • 375 g. de azúcar.
  • 225 mL. de nata de cocinar.
  • 120 g. de queso de Valdeón.
  • 2 hojas de gelatina.

Para el cremoso de remolacha:

  • 200 g. de remolacha cocida.
  • 75 mL. de nata para montar.
  • 2 hojas de gelatina.
  • Sal y pimienta.

Para la vinagreta de huevas de trucha:

  • 120 g. de aceite de oliva.
  • 40 g. de mostaza en grano.
  • 75 g. de huevas de trucha.

 

PREPARACIÓN:

Preparación de la trucha con queso azul:

En primer lugar,  mezclamos la sal y el azúcar en un recipiente en el que incorporaremos los lomos de la trucha, tapándolos completamente. Dejamos que macere un día completo.

Por otro lado, en un cazo se pone a hervir la nata y el queso de Valdeón. Hidratamos las hojas de gelatina en agua muy fría y las añadidos al cazo cuando haya hervido. Batimos la mezcla para que quede libre de grumos y enfriamos.

Al día siguiente, la trucha estará lista para cocinar. Debemos asegurarnos de que no tiene espinas. Fileteamos los lomos y los colocamos encima de un papel film de cocina. Extendemos una capa de queso por su superficie y enrollamos cuidadosamente ayudándonos con el film transparente.

Enfriamos y reservamos.

queso de valdeón

Preparación del cremoso de remolacha:

Con la remolacha cocida preparamos un puré (usaremos una batidora, si es necesario). En un cazo, calentamos una cuarta parte del puré y le añadimos las dos hojas de gelatina, hidratadas tal y como explicamos anteriormente. Añadimos, a continuación, el resto del puré, salpimentamos y reservamos.

remolacha

En un bol aparte, montamos la nata y la incorporamos al puré de remolacha, con ayuda de una cuchara. Dejamos que repose, en frío, al menos 12 horas.

Finalmente, en un recipiente añadimos el aceite de oliva, las huevas y la mostaza y reservamos hasta la hora de montar el plato.

Presentación:

Una vez elaborado el plato, sólo nos queda presentarlo:

Desenvolvemos la trucha y la cortamos en raciones de unos 2 cm. de grosor.

En un plato colocamos la trucha, y a su lado servimos el cremoso de remolacha y la vinagreta de huevas.

Fotografía extraída de www.arecetas.com

Fotografía extraída de www.arecetas.com

 

Y así presentamos otra forma de cocinar la trucha. Frita, al horno, marinada… ¿quién le puede decir que no?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Aptas para celíacos

Las 22 recetas imprescindibles con chorizo de León

León, Capital Española de la Gastronomía 2018, dedica el mes de febrero al chorizo de León, un producto con múltiples posibilidades culinarias. Nuestro pequeño homenaje a este ‘manjar de reyes‘ va de la mano de Leer más…

El Palillo Cocinero

Sopa de patatas: caliente caliente

Hola Palilleros. Para hoy os traigo una receta muy preparada en esta Tierra nuestra y que para estos días donde el frío se deja notar a pie de calle, y las estufas y calefacciones funcionan Leer más…

El Palillo Cocinero

Mousse de polvorones y chocolate: reciclando

Hola Palilleros. Seguro que todavía en muchas casas quedan restos de estas navidades en forma de dulces que sobraron ante la imposibilidad de que nuestros cuerpos pudieran asimilar más comida y mucho menos con ázucar. Leer más…