Rompemos la racha de recetas dedicadas a los postres leoneses para dar paso a un clásico de nuestra gastronomía regional: el botillo.

En esta ocasión, elaboraremos un plato todoterreno, ya que lo podemos servir como entrante, como principal, en una comida/cena con invitados e, incluso, en una jornada campestre… A cualquier hora, y en cualquier lugar, la receta de hoy triunfará entre los comensales. ¿Que de qué estamos hablando? De empanada, como no. Y para más señas, de empanada de botillo del Bierzo y acelgas.

Comenzamos.

INGREDIENTES (para 4 comensales):

Masa:Ramillete_de_Botillos

  • 1 kg. de harina.
  • 1 vaso de agua.
  • 1/2 vaso de aceite de oliva.
  • 1/2 vaso de leche.
  • Sal, 1 sobre de levadura.
  • Un huevo, para barnizar.

Relleno:

  • 2 botillos del Bierzo deshuesados (pequeños).
  • 250 g. de panceta, partida en taquitos.
  • 500 g. de acelgas tiernas.
  • 3 patatas de tamaño medio- grande.

 

PREPARACIÓN:

Preparación de la masa:

En primer lugar,  mezclamos la harina con el agua, la leche, la sal y el aceite. Amasamos la mezcla trabajándola muy bien, y añadimos un sobre de levadura para que crezca. Tapamos la masa, que ha de quedar fina, y la dejamos reposar una media hora (si se supera este tiempo, no hay problema).

En el caso de que no queramos preparar la masa manualmente, podemos comprar masa de empanada en láminas (se encuentra fácilmente en casi todos los supermercados).

A continuación dividimos la masa en dos partes, que serán la base y la tapa de la empanada. En una superficie plana y ayudándonos con un rodillo de cocina, las extendemos hasta formar dos láminas de, aproximadamente, 3 mm. de espesor. La lámina que haga la función de base ha de ser algo más grande que la superior.

La masa de la base se pone en un molde de horno, que previamente hemos untado con aceite de oliva.

Reservar.

Preparación del relleno:

Se pelan las patatas y se cortan en finas lonchas. Se pican las acelgas en trozos pequeños y se hace un sofrito con ellos.

acelgas

En un bol se mezclan las patatas, las acelgas, los tacos de panceta y el botillo desmenuzado.

Se vierte el contenido del bol sobre la masa que hace de base y, con ayuda de una cuchara, tratamos de unificar el espesor del relleno por toda la capa. Se reparten dos cucharadas de aceite por toda la superficie  y se cubre con la lámina de masa reservada para la cubierta.

Unimos ambas láminas por los extremos, y pellizcamos los bordes doblándolos hacia arriba para sellar la empanada y evitar que la masa se derrame.

Pinchamos la masa con un tenedor y la barnizamos con un huevo batido.

Introducimos la empanada en el horno, previamente calentado a 200 grados. Cocinamos durante hora y media, aproximadamente (podemos ir controlando el tiempo de horneado, pero evitando abrir demasiado la puerta del horno para no perder calor).

empanada

Sacamos la empanada, y dejamos enfriar y reposar.

¿Podremos esperar para hincarle el diente? La tentación nos puede… 🙂

¡Buen provecho, palilleros!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

El Palillo Cocinero

Tortilla de morcilla y habitas: un toque diferente

Hola Palilleros. Para hoy os traigo una receta donde la morcilla va a ser la protagonista indiscutible aunque con unas invitadas que os sorprenderán a la hora de llevaros el bocado a la boca. Y Leer más…

El Palillo Cocinero

Flan de pera: a todo sabor

Hola Palilleros. Hoy vamos a preparar un postre utilizando una de las frutas de temporada y cuya variedad Conferencia podemos asociar claramente a nuestra provincia, en concreto a la comarca berciana. Y es que flanes Leer más…

El Palillo Cocinero

Pollo a la calabaza: una receta muy otoñal

Hola Palilleros. Hoy os traigo una receta muy otoñal, pero no por ello menos deliciosa. Como sabéis el pollo se puede preparar de múltiples maneras y, aprovechando la época en la que estamos, lo vamos Leer más…