//Rosquillas de San Froilán

Rosquillas de San Froilán

San Froilán es una de las grandes celebraciones en León, y por ello  la gastronomía ocupa un lugar importantísimo en esta fiesta. Hoy vamos a presentar la receta de las verdaderas rosquillas de San Froilán:

  • 550 gramos de leche
  • Un vasito de ron
  • 150 gramos de mantequilla
  • 270 gramos de harina floja
  • 7-8 huevos
  • Una cucharadita de sal
  • 400 gramos de azúcar glass
  • 100 gramos de agua
  • una pizca de zumo de limón

Preparamos primero una glasa muerta mezclando el ázucar glas con agua y zumo de limón evitando que queden grumos. Reservamos.

En un cazo ponemos a cocer la mantequilla, el ron, la leche y la sal. Cuando esté hirviendo agregamos la harina de golpe y removemos sin parar hasta que la masa forme una bola y se desprenda de las paredes del cazo. Retiramos del fuego y vamos agregando los huevos uno a uno sin parar de remover.

Metemos la masa en una manga pastelera con boquilla del 8. Vamos preparando papeles redondos untados con un pelín de aceite de girasol, y con la manga pastelera realizamos rosquillas de no más de 5 cm de diámetro.

Ponemos en una sartén abundante aceite y cuando esté hirviendo añadimos las rosquillas con el papel hacía arriba, presionándolo con una espumadera para poder retirarlo. Freímos las rosquillas bien y una vez doradas, retiramos del aceite; una vez frías las bañamos en la glasa muerta y las dejamos enfriar.

Consejos del palillo: untamos el aceite de girasol a los papeles para evitar que se pegue la masa y poder retirarlos más fácilmente a la hora de freír. No hacer las rosquillas mucho más grandes porque se nos pueden abrir.