//Patatas con costilla: una pareja muy bien avenida

Patatas con costilla: una pareja muy bien avenida

No habrá leonés que se precie que no haya probado este plato, la combinación perfecta entre uno de los frutos de la tierra más usado y una de las partes del animal del que no se desaprovecha nada. Y menos en la cocina de esta noble tierra nuestra. Una vez alabadas las utilidades del cerdo y mostrando el orgullo leonés en tan pocas líneas empecemos:

  • 1 kg de patatas
  • 600 gramos de costilla de cerdo adobada y curada
  • Media cebolla y medio pimento rojo
  • 2 dientes de ajo, perejil y una hoja de laurel
  • Una guindilla y media cucharada de pimentón
  • Aceite de oliva
  • 1 vasito de vino blanco
  Comenzaremos rehogando la cebolla con la hoja de laurel y la guindilla para posteriormente añadir la costilla cortada en trozos, rehogándolo todo junto con el vaso de vino blanco. Después de unos minutos cubrimos de agua las costillas añadiéndole la media cucharada de pimentón y las dejamos cocer entre 25 y 30 minutos.
 

A continuación pelamos, lavamos y cortamos las patatas en porciones grandes chascándolas y cortamos el pimiento en trozos más o menos grandes. Cuando haya cocido la costilla añadimos las patatas y el pimiento y cocemos todo a fuego lento durante otros 25 minutos.
 

A mitad de la cocción machacaremos los ajos con el perejil y lo añadimos al guiso. Si necesitaras un poco más de agua, la vas añadiendo para que no queden muy secas. Una vez acabe de cocer el guiso lo separamos y dejamos reposar diez minutos. Después de este tiempo estarán listas para servir.
Consejos del Palillo: si la costilla está muy curada, la pondremos a remojo, ya cortada, el día anterior.

Esperamos vuestros comentarios y recetas, que andáis muy callados 😉 Hasta la próxima, palilleros.